X

Menu

Hogares verdes

EL AGUA Y SUS PROPIEDADES

Efectos del agua

Aunque nadie duda de las ventajas que el agua provoca en el organismo pocos conocen con exactitud cuáles son y cuántos litros se deben tomar. La bióloga y periodista científica, Maria Roura Poch, explica que el agua no sólo está dentro de cada una de las células de nuestro cuerpo, sino que se encuentra también en la sangre, en el sistema digestivo, transporta residuos hasta los riñones, mantiene húmedos los ojos y ayuda a distribuir y regular la temperatura del cuerpo.
Los motivos por los que conviene tener un vaso de agua cerca son múltiples y variados.
El agua es necesaria por las siguientes razones:

1. Es imprescindible para que todos los organismos funcionen. Sin agua no hay vida. Los datos son los mejores exponentes: el 60% de nuestro cuerpo es agua. En un bebé el 80% de su peso es agua y en las personas mayores el porcentaje desciende hasta el 50%. El agua forma el 85% de la sangre, el 90% del cerebro, el 13% de la piel y casi el 70% de los músculos. Al transpirar se gastan 300 mililitros de agua al día, de 1 a 1,8 litros se expulsan por la orina y más de 400 mililitros en el proceso de respirar.
Beber la cantidad suficiente de agua cada día asegura el correcto funcionamiento de los procesos de eliminación de residuos de nuestro cuerpo. Los expertos aseguran que es necesario beber entre dos y tres litros de agua diarios. Si la mitad procede de los alimentos el litro y medio restante se debe obtener bebiendo. La doctora Roura Poch apunta, sin embargo, que estas cantidades no se pueden tomar “al pie de la letra”. “Una persona adulta, dependiendo de la perdida de sudor, necesita entre 20 y 40 mililitros por kilogramo de peso al día”, especifica.
2. Es decir, si pesamos alrededor de 70 kilogramos, necesitamos beber cerca de 1.750 mililitros de agua. Ante grandes esfuerzos corporales o con temperaturas levadas la segregación de sudor puede llegar a 1,6 litros por hora, con lo que la necesidad de consumir agua aumenta de manera notable.

Consecuencias de no beber agua:

• Si el cuerpo no recibe la cantidad de agua necesaria, el metabolismo no se desarrolla como debe. Puesto que el agua es protagonista de transportar nutrientes, eliminar toxinas y regular la temperatura, cuando nos privamos de ella el sistema se puede alterar.
• La digestión se hace lenta: los alimentos necesitan disolverse en una solución formada por jugos gástricos y agua.
• La orina se concentra en exceso y pueden aparecer problemas serios en los riñones que, para preservar la sangre, empiezan a acumular sales.
• Estreñimiento: el agua ayuda a disolver las fibras residuales de los alimentos y es necesaria para expulsar las heces del cuerpo.
• La circulación sufre la carencia de un medio acuosos y sin la cantidad de agua necesaria corre la velocidad de la circulación es menor que la aconsejable.
• Aparecen síntomas de deshidratación como boca seca, ojeras, disminución de la orina y presión baja.

Desplazamientos a pie y en bicicleta

Vitoria-Gasteiz es la ciudad de la bicicleta. Gracias a encontrarse en una zona llana (salvo el Casco Histórico que se encuentra en un colina), la ciudad es el lugar ideal para trasladarse y hacer recorridos en bicicleta. No solo el interior de la ciudad, también el anillo verde que rodea la ciudad y el entorno cercano cuentan con multitud de recorridos para disfrutar de este deporte.

Si de verdad quieres, no disminuir, sino eliminar las emisiones de CO en tus desplazamientos no te queda más remedio que utilizar tu propia energía.
Es la mejor solución y además te permitirá dar ejemplo a todas las personas que te rodean.

Intenta realizar Trayectos inteligentes combinando ir a pie o en bici con otros tipos de transporte.

Compra una bicicleta adaptada a tus necesidades reales. Hay modelos plegables fáciles de transportar y muy accesibles.

Si está activo algún servicio de alquiler de bicicletas, bicing o similar, date de alta para usarlo de forma habitual.

Implícate en las iniciativas de participación ciudadana de tu municipio para mejorar las infraestructuras para las bicicletas y peatones.

Convence a tu empresa o institución para que ponga facilidades
y fomente el transpoRte en bicicleta de los empleados y empleadas.

Enlaces de interés

¿Dónde depositar pilas, medicamentos y bombillas?

Pilas

  • Las pilas pueden depositarse en los contenedores ubicados en los puntos de generación (supermercados, tiendas de electrodomésticos, joyerías, relojerías, tiendas de fotografía), (pilas grandes y pilas botón) y en los Garbigune.
  • Pilas botón: En primer lugar se separan las pilas de litio que son enviadas a un depósito de seguridad oficialmente autorizado. Del resto se recupera el mercurio que se comercializa de nuevo; Las carcasas de acero son enviadas a acerías para su reciclaje; La fracción fina se manda a una planta metalúrgica en la cual se obtiene plata; Los demás metales quedan inertizados en una escoria vítrea.
  • Pilas y acumuladores prismáticos: Los acumuladores de plomo/ácido se separan y se transportan a gestor autorizado. El resto se envía a un gestor autorizado que recupera el zinc, el cadmio y el plomo, revaloriza energéticamente el polietileno y el papel, e inertiza los otros metales.

El principal problema de contaminación de las pilas es la eliminación incontrolada y la liberación de los metales que las componen: mercurio, cadmio y plomo. En la Comunidad Autónoma del País Vasco se generan anualmente 74 Tm de pilas grandes y 187 kg de pilas botón.

Medicamentos

    • Se puede depositar: medicamentos caducados; medicamentos que ya no se necesitan; envases vacíos, blisters, frascos y cajas de medicamentos.
    • No se puede depositar: agujas, termómetros, radiografías, gasas, productos químicos o pilas.
    • Los medicamentos, una vez clasificados, se gestionan de la siguiente manera: los envases de cristal, plástico y cartón se reciclan; el resto a incineración junto con los residuos sanitarios.

Beneficios: 

      • Es importante depositar los envases de medicamentos en el Punto por un doble motivo: el medioambiental y el sanitario. 
      • El medioambiental, para evitar que los envases de medicamentos vacíos, o con posibles restos de medicamentos, se tiren a la basura o por el desagüe, con el consiguiente riesgo que esto puede suponer para el medio ambiente.Estos residuos se depositan en las farmacias y ambulatorios en contenedores destinados al efecto, siendo retirados por un servicio de recogida específica así como el el Garbigune.

Radiografías

    • Se depositan en el PUNTO VERDE MOVIL y en Garbigune.
    • La ONG Farmacéuticos sin Fronteras lleva a cabo campañas de recogida. Las radiografías contienen sales de plata que, reciclándolas de una manera no contaminante, pueden ser extraidas y vendidas en el mercado al precio oficial. Con el dinero obtenido realizan diferentes proyectos de ayuda humanitaria.
    • Las sales de plata contenidas en las radiografías tienen un alto poder contaminante tanto del suelo como de las aguas, que, de no recuperarse, se acumularían en vertederos, con la consiguiente pérdida de su valor económico.
    • En la Comunidad Autónoma del País Vasco se producen unas 417.000 placas/año.

Bombillas

    • De manera general, pueden depositarse en el PUNTO VERDE MOVIL de recogida de residuos peligrosos del hogar o en los Garbigune.
    • En algunos comercios, en su Punto de Reciclado que dispone en la tienda, en comercios como ferreterías, etc. 
    • Una vez recogidas son enviadas a la planta de tratamiento de pilas donde se recupera el mercurio, un metal altamente contaminante, el vidrio y el metal.
    • En las plantas de reciclaje se separan los casquillos (que irán al reciclaje de chatarra), el vidrio (se recicla) y el polvillo de mercurio (irá a destilación, de donde se obtiene mercurio de 100% de pureza)
Si quieres consultar el contenedor más cercano consulta la app Inforecikla.
Fuente: Atari Consultora Sostenible. Euskadi.eus

COMO ENTENDER MEJOR LA FACTURAS ENERGÉTICAS II. LA FACTURA DE GAS.

Consumo de gas

El gas es la energía más utilizada en los hogares de Euskadi, para la calefacción y agua caliente sanitaria.

El consumo de Gas Natural supone el 17,8% del consumo de energía primaria. Su consumo se ha duplicado en Euskadi en los últimos años, aunque todavía no alcanza la media de la Unión Europea.

La factura de gas

En la factura aparecen algunos detalles fundamentales la cantidad de gas consumido, el histórico del consumo, la lectura real o estimada en m3 y el PCS o factor de conversión (Kwh).

  1. Datos de la factura:

Esquina superior izquierda: Nombre de la comercializadora que emite la factura. Esquina superior derecha: referencia al tipo de factura (electricidad o gas)

Número de factura: código de identificación de la factura

Fecha de emisión de factura: momento en el que la comercializadora emite la factura.

Fecha de cargo:  día en que se realizará el cargo correspondiente a esta factura en la entidad bancaria. 

Factura con lectura real: información sobre el tipo de lectura realizada en cada factura.

Titular del contrato: nombre de la persona que figura en el contrato.

NIF: número de identificación fiscal (en este caso persona física).

Referencia contrato suministro: código que identifica tu contrato. 

Total importe factura: importe total, que incluye todos los conceptos que se detallan en tu factura. 

2.- Resumen de facturación y evolución de consumo 

Te facilitamos un resumen de facturación de la energía, los servicios contratados y el IVA correspondiente.

También se puede comprobar la evolución de consumo a través del gráfico, donde se detalla el consumo de gas natural en kWh durante los últimos meses. De esta forma, podrás ver la evolución de tu consumo y comparar el consumo del último período con el mismo periodo del año anterior.

3. Datos relacionados con el suministro 

Información necesaria para conocer las características y datos de tu suministro de energía, así como los datos de pago.

Aparato de medida: con el código que identifica tu aparato de medida o contador.

Referencia contrato de suministro: código que identifica tu contrato.

Número de contrato de acceso: referencia del contrato de suministro con la empresa suministradora.

Identificación punto de suministro (CUPS): es el Código Universal de Punto de Suministro identifica el punto de suministro ante cualquier empresa distribuidora o comercializadora. Es como el DNI del suministro.

Forma de pago: modo de pago seleccionado para el pago de tus facturas. En la mayoría de casos, se realiza mediantes domiciliación bancaria. Cuando el pago no esté domiciliado aparecerá un código de barras en el anverso de la factura. En este caso, el pago deberás realizarlo en entidades bancarias concertadas presentando la propia factura.

Datos de la entidad,IBAN, BIC y Código de mandato en que se domicilian los pagos. Los últimos dígitos del IBAN se ocultan para asegurar la confidencialidad de tus datos bancarios.

Peaje de acceso a la red (ATR): peaje que la distribuidora asigna al cliente en función del consumo anual de gas: 

• Consumo inferior o igual a 5.000 kWh/año. (3.1.)

• Consumo superior a 5.000 kWh/año e inferior a 50.000 kWh/año. (3.2.)

• Consumo superior a 50.000 kWh/año e inferior a 100.000 kWh/año 

• Consumo superior a 100.000 kWh/año e inferior a 3 GWh/año 

Precios de los peajes: precios que se aplican al peaje.

Duración de contrato: fecha en la que finaliza el contrato y en la que, por tanto, se renovaría o rescindiría. La renovación se produce de forma automática, así que, no tienes que preocuparte de nada.

Dirección fiscal: domicilio registrado ante la Administración pública en materia tributaria.

4.- Detalle de facturación y consumos 

Disponibilidad o termino fijo mensual: es el importe que pagas por tener disponibilidad del servicio en tu domicilio. Su precio va en función de la tarifa que tengas contratada (determinada por tu consumo anual).

Consumo:: es el importe del consumo que has realizado durante el período facturado. Se obtiene multiplicando el consumo de dicho periodo (kWh) por el precio del kWh.

Impuesto sobre Gas Natural: Es un impuesto sobre el gas natural que se calcula multiplicando los kWh de consumo facturados por 0,00234 €/kWh, lo que equivale a 0,65 €/GJ, según se establece en la Ley 15/2012, de 27 de diciembre, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética.

5.- Servicios y otros conceptos

Engloba conceptos relacionados con otros servicios, adicionales a la energía, en caso de haberse contratado.

Alquiler equipos de medida: se calcula multiplicando el número de días del periodo de facturación por el precio del alquiler mensual del contador, salvo que el contador sea propiedad del cliente, que en tal caso no se factura. Su precio está regulado por la Administración.

6.- Total energía, servicios y otros conceptos

Recoge el importe total a facturar de energía, servicios y demás conceptos detallados en los apartados anteriores. Sobre este importe se añade el IVA.

En ocasiones puede aparecer más de una línea en la facturación sobre un mismo concepto. Se produce cuando dentro del mismo período de facturación se ha producido un cambio en los precios a aplicar.

 

Fuente: EVE;Curenergía S.A.U.

COMO ENTENDER MEJOR LA FACTURAS ENERGÉTICAS I. LA FACTURA ELECTRICIDAD.

Los consumos de electricidad del hogar

Además de ser fundamental desde el punto de vista ecológico, controlar el consumo eléctrico de nuestra vivienda también es muy importante para nuestra economía personal.

Medir el consumo eléctrico

Para conocer el consumo eléctrico real de nuestro hogar podemos Para conocer el consumo eléctrico real de nuestro hogar podemos utilizar un medidor de consumo general. Este aparato muestra y controla el coste eléctrico por hora, calcula las emisiones de dióxido de carbono y nos avisa si el consumo es más elevado al limite fijado. 

Además, también existen otro tipo de medidores de consumo con los que podemos medir el consumo de cada electrodoméstico. Para ello sólo hay que enchufar el aparato a la red y conectar el electrodoméstico que queremos medir. 

La factura eléctrica

La factura puede contener los siguientes conceptos: 

1.Datos de la factura eléctrica

Esquina superior izquierda: Nombre de la comercializadora que emite la factura. Esquina superior derecha: referencia al tipo de factura (electricidad o gas).

Periodo de facturación: fechas de inicio y fin de periodo facturado

Número de factura: código de identificación de la factura

Fecha de emisión de factura: momento en el que la comercializadora emite la factura. 

Fecha de cargo: día en que se realizará el cargo correspondiente a esta factura en la entidad bancaria. 

Factura con lectura real: información sobre el tipo de lectura realizada en cada factura. 

Titular del contrato: nombre de la persona que figura en el contrato.

NIF: número de identificación fiscal (en este caso persona física).

Referencia contrato suministro: código que identifica tu contrato. 

Total importe de factura: importe total, que incluye todos los conceptos que se detallan en tu factura. 

2. Resumen de facturación evolución de consumo 

Resumen de la energía, los servicios contratados y el IVA correspondiente.

Se puede comprobar la “Evolución de consumo” a través del gráfico. En él se detalla el consumo de electricidad en kWh durante los últimos meses.  

3. Datos relacionados con el suministro 3. Datos relacionados con el suministro 

Número de contador: código que identifica tu aparato de medida o contador.

Referencia contrato de suministro: código que identifica tu contrato. Al realizar cualquier gestión, nuestros canales de atención te pedirán este código para tu identificación.

Empresa distribuidora: nombre de tu empresa distribuidora. Debes contactar con ella en caso de averías o incidencias relacionadas con la red eléctrica.

Número de contrato de acceso: referencia del contrato de suministro con la empresa distribuidora.

Identificación punto de suministro (CUPS): identifica el punto de suministro ante cualquier empresa distribuidora o comercializadora.

Forma de pago: modo de pago seleccionado para el pago de tus facturas. En la mayoría de casos, se realiza mediante domiciliación bancaria. Cuando el pago no esté domiciliado aparecerá un código de barras en el anverso de la factura y el pago deberás realizarlo en entidades bancarias concertadas presentando la propia factura.

Datos de la entidad, IBAN, BIC y Código de mandato: donde se domicilian los pagos. Los últimos dígitos del IBAN se ocultan para asegurar la confidencialidad de tus datos bancarios.

Potencia contratada: se indica en kW.

Peaje de acceso a la red (ATR): peaje correspondiente de tu punto de suministro, para acceder a la red.

Precios de los peajes: fecha de publicación del BOE de los peajes de acceso aplicables.

Duración de contrato: fecha en la que finaliza el contrato y se renueva o rescinde. La renovación se produce de forma automática.

Dirección fiscal: domicilio registrado ante la Administración pública en materia tributaria.

4. Detalle de facturación y consumos 

Término de potencia: es el importe que se calcula multiplicando la potencia contratada (kW) por el número de días del período de facturación y por el precio del kW. 

Término de energía: es el importe correspondiente al consumo realizado durante el período facturado en función del precio de la energía según la tarifa contratada (kWh). 

Impuesto sobre electricidad: impuesto de los denominados especiales, como los que gravan el alcohol, tabaco o hidrocarburos. Se calcula de la forma establecida por la Ley 38/1992 de Impuestos Especiales, multiplicando lo que se paga por el consumo y la potencia facturados por 5,1127%.

Los peajes de acceso: la cuantía de peaje es el coste que tiene la comercializadora por usar las redes de la distribuidora. El precio es fijado por el Gobierno y es obligatorio mostrar dicho importe en cada factura. 

5. Servicios y otros conceptos 

Conceptos relacionados con servicios adicionales a la energía.

Alquiler equipos de medida: se calcula multiplicando el nº de días del período de facturación por el precio del alquiler del contador, salvo que el contador sea propiedad del cliente, que en tal caso no se factura. Su precio está regulado por la Administración.

6. Total energía, servicios y otros conceptos 

Recoge el importe total a facturar de energía, servicios y demás conceptos detallados en los apartados anteriores. Sobre este importe se añade el IVA.

IVA: Impuesto sobre el Valor Añadido. Se aplica el tipo vigente sobre la suma de los conceptos anteriores. En el caso de Canarias, aplicaría el IGIC al tipo vigente y en el caso de Ceuta y Melilla el IPSI al tipo vigente.

Total importe factura: es el importe final de factura a pagar.

En ocasiones puede aparecer más de una línea en la facturación sobre un mismo concepto. Se puede producir por dos motivos:

1.Cuando dentro del mismo período de facturación se ha producido un cambio en los precios a aplicar.

2.Cuando se tienen contratados diferentes periodos horarios.

Detalle de tus consumos: se detallan las lecturas anterior y actual del contador así como sus fechas correspondientes. Al restar la lectura actual menos la lectura anterior, se obtiene el consumo (kWh) realizado en el período recogido en tu factura. Este consumo es el mismo que se recoge en el detalle de facturación, en consumo facturado.

Puede haber distintos tipos de lectura:

1. La lectura real es el valor leído por tu empresa distribuidora en el contador de tu suministro en la fecha correspondiente.

2.La lectura estimada es un valor que la empresa distribuidora calcula tomando como base los consumos históricos y según una fórmula reglamentada por el Ministerio de Industria.

Si queréis ver explicación alternativa y visual ver el video en el que Jorge Morales de Lambra enseña en «Carretera y Manta» de LaSexta de forma sencilla, como entender los componentes de la factura. 

 

 

 

Fuente: EVE, Kontsumobide; Iberdrola; Carretera y Manta LaSexta. 

CONSEJOS PARA AHORRO DE AGUA CALIENTE

El agua caliente sanitaria representa el 26% del consumo energético total de la vivienda. El agua caliente supone una cuarta parte del consumo energético total de una vivienda. Es la segunda consumidora de energía, después de la calefacción.

Unas pocas mejoras y cambios de hábitos pueden ayudar a reducir, y mucho, el gasto que supone al hogar.

Regula la temperatura del agua caliente en la caldera

Si tu caldera permite regular la temperatura del agua caliente que produce, ajústala para que no tengas que mezclarla con agua fría, máximo 45º.

Elige ducha en vez del baño 

Una ducha consume, por término medio, una cuarta parte del agua que requiere un baño: para llenar la bañera hacen falta unos 200 litros de agua, mientras que una ducha de cinco minutos consume unos 50.

Instala en la ducha un aireador o rociador de ducha eficiente

Los rociadores de ducha eficientes consumen unos 6-7 litros de agua por minuto, frente a los 12-15 litros de los tradicionales. Su instalación resulta muy sencilla: sólo hay que desenroscar el antiguo y enroscar el nuevo a la manguera de la ducha.

Controla tu tiempo de ducha 

Debajo de la ducha es fácil perder la noción del tiempo. Hay artilugios sencillos y baratos, como los relojes de arena impermeables, que nos permiten saber cuándo han transcurrido 4 ó 5 minutos.

El grifo del lavabo, mejor con apertura en frío

En la mayoría de los grifos monomando, cuando la palanca se deja en posición central se obtiene una mezcla de agua caliente y agua fría. Si se abre el grifo en esa posición durante poco tiempo (lo que es muy habitual) el agua caliente ni siquiera llega al lavabo. Este gasto inútil de agua caliente puede prevenirse eligiendo monomandos con apertura en frío. En estos modelos, la posición central del mando queda reservada para el agua fría. El agua caliente se obtiene girando el mando a la izquierda.

Si friegas a mano… usa el tapón

El fregado manual de platos puede hacerse con poco agua si utilizamos algunas “técnicas” sencillas: cerrar el grifo mientras enjabonamos los cacharros, utilizando el tapón del fregadero, tanto en el lavado como en el aclarado.

Evita fugas y goteos 

El ahorro de agua, aunque no sea caliente, también es ahorro de energía, ya que el agua es habitualmente impulsada hasta nuestros grifos mediante bombas eléctricas.

 

Fuente: Atari Consultora Sostenible; CENEAM; IDAE

¿Como ahorrar electricidad en la iluminación del hogar?

El 5% del consumo eléctrico de las viviendas está directamente relacionado con la iluminación. Os damos una serie de consejos que permitirán reducir la factura de la luz.

Aprovecha para decorar el interior de la vivienda de forma práctica para ahorrar

Planifica los espacios: Uno de los principales errores a la hora de iluminar una habitación es no tener en cuenta las diferentes ocupaciones que entraña o que nos gustaría llevar a cabo. Por eso, tu primer paso debe pasar inexorablemente por analizar la habitación, el espacio y sus usos. Una vez hecho esto, podrás diseñar diferentes zonas y rincones que, correctamente iluminados, te permitirán disfrutar de cada habitación de una manera mucho más rica e intensa. Así, a golpe de interruptor, tu salón podrá cambiar por completo para convertirse en una tranquila sala de lectura o en un cálido lugar en el que conversar, una mesa de desayunos en el perfecto lugar donde organizar una cena, o un pequeño dormitorio en una resuelta y completa sala de estudios.

Para optimizar la iluminación, lo mejor es utilizar colores claros en las paredes. De este modo, la luz se distribuirá de manera uniforme en el espacio mediante juegos de reflexión de pared a pared.

¿Luz cálida o luz fría?

En iluminación, como en la mayoría de las cosas, la importancia radica en los detalles. ¿Cuántas veces no hemos entrado a una casa y nos hemos sentido como en la fría sala de espera de un consultorio médico? Y es aquí donde el factor de la “temperatura” o “color” de la luz juega un papel esencial. Porque ya puedes contar con el más rico y elaborado diseño de iluminación para tu hogar, que algo aparentemente tan nimio como elegir la bombilla incorrecta logrará llevarlo al traste. Es entonces cuando surge la duda: ¿Luz cálida o luz fría? Pues depende, como veíamos, del espacio y su uso. Por regla general, para los rincones de lectura, las mesas de trabajo, cocina, baños —sobre todo en la zona del espejo— y la mesas de comedor, se recomienda el uso de luces frías que no desvirtúen los colores; mientras que para crear la iluminación ambiental de las habitaciones, lo más habitual es recurrir a la utilización de una luz cálida mucho más amable y acogedora.

Mejor con luz indirecta

Si el uso en exceso de una luz fría puede convertir tu casa en la consulta del dentista, nada como situar mal un foco de luz para hacer de ella el escenario perfecto de un interrogatorio de película. Y es que no hay peor idea para iluminar una estancia que situar un único punto de luz en su centro. Lo único que conseguirás así será generar incomodas sombras. Como solución, lo mejor es diseñar un sistema de iluminación compuesto por diferentes puntos de luz, capaz de crear una confortable luz indirecta y tamizada. La mayoría de estos diseños hacen uso del falso techo para ocultar las luminarias, pero otras posibles soluciones serían desplazar la línea de focos hacia los laterales, haciendo que la luz termine por bañar verticalmente un paramento para que actúe a modo de pantalla, o buscar los apliques adecuados de techo y pared que se encarguen de proyectar esa luz difusa. (algunos focos indirectos tienen mayor consumo, por lo que a la hora de comprarlos habrá que asesorarse convenientemente).

Apostar por la iluminación natural: 

Ninguna luz es tan agradable, saludable y barata como la del sol. Organizar la iluminación de nuestra casa tratando de sacar el máximo partido a la luz natural es la principal recomendación a tener en cuenta para ello:

  • Abre las cortinas y persianas de casa en cuanto entre luz solar.
  • Coloca el área de lectura cerca de una ventana, especialmente porque la luz natural es mejor para los ojos.
Utilizar bombillas adecuadas:

Comienza a reemplazar las bombillas convencionales por bombillas tipo led, usarás de 4 a 5 veces menos electricidad. A pesar de su mayor coste, las bombillas led duran más y, generalmente, se amortizan en menos de un año, pues consumen un 80% menos y duran hasta 8 veces más. Empieza por sustituir solamente y de partida, las luminarias que utilices más de 3 horas al día. El resto las puedes ir cambiando poco a poco después, conforme se vayan fundiendo o estropeando.

Para iluminar ciertos rincones del hogar, utiliza bombillas LED en lugar de bombillas halógenas. De hecho, aunque se reduzca la intensidad de una bombilla halógena, esta sigue consumiendo hasta un 75% de electricidad.

En habitaciones como la cocina, el baño o el sótano, utiliza luces de neón. Estas últimas son similares a las bombillas de bajo consumo, pero su rendimiento es a menudo superior.

Si tienes instalados tubos fluorescentes, continúa utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales, las incandescentes. Los halógenos tienen mucho consumo.

Limpia las bombillas y persianas regularmente para eliminar el polvo y recuperar la luz.

Cada uso no requiere la misma potencia de iluminación. Por ejemplo, una bombilla de bajo consumo de 20W es perfecta para leer o trabajar y una lámpara de 5W es suficiente para ver la televisión.

No derroches energía 

Este consejo es el más evidente de todos. Si queremos ahorrar lo lógico es aprovechar al máximo l alza natural que hay durante el día, intentar no dejar de encender luces innecesariamente, además de no olvidarnos de apagarlas al salir de una habitación.

Ahora que ya conoces algunos consejos para optimizar la eficiencia energética en casa, valora cuáles puedes poner en práctica para reducir el consumo. Muchos de ellos son tan sencillos que no tardarás en adoptarlos en el día a día y notarlo en la factura de la luz.

¡El planeta también te lo agradecerá!
Fuente: Atari Consultora Sostenible. CENEAM, Leroy Merlin. Arquitectura y Diseño.

 

¿CÓMO AHORRAR EN ELECTRICIDAD EN CADA ESPACIO DE LA VIVIENDA?. PARTE II

electrodomésticos-eficientesHace unos días hablábamos del rey de los electrodomésticos en cuanto el consumo de energía, el frigorífico, 24 horas al día 365 días al año. En este consejo del día.  Mayor eficiencia energética, menor gasto y mejor conservación El frigorífico está siempre funcionando, las 24 horas del día durante los 365 días del año. Es uno de los electrodomésticos que más consumen y por eso es fundamental contar con un modelo que sea eficiente.

Es conveniente disponer de una clara opción de la eficiencia energética de los electrodomésticos,  Esta regla es para todos los electrodomésticos del hogar, hoy hablaremos de algunos de ellos que solemos tener en la cocina.

 

 

Existen al menos dos componentes básicos que condicionan el impacto de nuestros actos sobre el entorno:

a) La elección de la mejor tecnología disponible: La línea blanca de electrodomésticos, hasta ahora, se clasifica en siete categorías en cuanto a su eficiencia energética (de la A a la G). Los más eficientes son los de la clase A o B. (La Comisión Europea ha decidido añadir dos nuevas categorías (A+ y A++) para etiquetar la eficiencia energética de frigoríficos y congeladores a partir de 2004). Es necesario aumentar y mejorar la divulgación de ésta información, ya que en diversos estudios, la mayoría de los encuestados no tiene idea de cuál es la clasificación energética de sus electrodomésticos. La etiqueta energética es obligatoria. Exija al comercio que le explique su contenido. La diferencia de precio al adquirirlos siempre se amortiza mucho antes de terminar la vida útil del electrodoméstico.

b) Los comportamientos humanos y nuestras formas de satisfacer nuestras “necesidades”: Antes de comprar un producto preguntémonos si realmente lo necesitamos. Cualquier consumo innecesario es en esencia anti-ecológico y cuantos menos electrodomésticos necesitemos, mejor. También se hace cada vez más necesario ser críticos con la publicidad de los productos y servicios, debemos fijarnos en las cualidades de los productos, no en las virtualidades y “sueños” que nos venden.

Consulta la guia de Grandes Electrodomésticos de nuestra vida. Del Ceneam aquí. Nos dan pautas de elección a la hora de la compra de los diferentes aparatos.

Comenzamos con unos pequeños consejos para los electrodomésticos que habitualmente tenemos en la cocina:

Lavadora 

  • Lava la ropa en frío:

Entre el 80 y 85% del consumo energético de una lavadora se invierte en calentar el agua. Estos días, apenas manchamos en nuestro hogar, por lo que, lava en frío o reduce la temperatura de lavado de la ropa.

Puedes alternarlos con lavado en frío, ¡estos días no manchamos mucho!. Si es aconsejable que de vez en cuando se ponga una lavadora con temperatura, para poder limpiar restos que se acumulan en las tuberías.

  • Utiliza programas económicos:

También es importante ajustar el programa del lavado. Comprueba como queda la ropa con programas cortos o económicos, ahora  que puedes dedicarle este tiempo, si la prueba es positiva, ¡úsalos!

  • Programa la lavadora para que funcione durante las horas de menor consumo. En caso de disponer de discriminación horaria. Evita los prelavados.
  • Evita los usos innecesarios con poca ropa.
  • Aprovecha los lavados pero no llenes al máximo la lavadora, tiene que caber tu mano en posición vertical para que el tambor no sufra el peso de la ropa mojada al moverse.
  • Haz caso de las recomendaciones del fabricante en cuanto a pesos de ropa máximos.
  • Aprovecha a desincrustar la máquina y limpia los filtros.

Secadora

  • Evita su uso al máximo.
  • Si la tienes que poner aprovecha las horas de discriminación horaria, valle. En caso de que la tengas contratada.

Lavavajillas

  • Enciende el lavavajillas solo cuando esté lleno.
  • Los últimos modelos de lavavajillas tienen un botón «eco» que puede reducir el consumo de electricidad hasta en un 45% dependiendo del modelo.
  • Deja secar los platos al aire libre
  • Aprovecha al máximo su capacidad.
  • Busca el programa ECO, si lo tuviera.
  • Retira los restos de comida con un papel de cocina, no limpies la vajilla superficialmente debajo del grifo antes de introducirlos en el lavavajillas.

Horno

  • Estos días utilizaremos en mayor medida el horno, para pasteles, bizcochos, etc., por lo que puedes aprovechar el calentamiento del horno para realizar varias cosas a la vez.

Microondas

El microondas es un aparato para cocinar, generalmente en nuestras casas lo utilizamos para calentar, hay que hacer un buen uso de el.

  • Para calentar leche puedes poner potencia máxima.
  • Para calentar comida gradúa la temperatura teniendo en cuenta:
    • Temperaturas altas: son para cocinar
    • Temperaturas más bajas son para calentar.
    • Usa la opción de descongelamiento si lo tiene, en caso contrario no utilizarlo para ello..

Muchas veces los alimentos se nos deshidratan porque hemos indicado un programa de mucha temperatura y poco tiempo, se está cocinando nuevamente. Si no pondrías las lentejas a calentar a fuego máximo en la vitro o en la inducción, aquí tampoco. Menos potencia y más tiempo con un movimiento con la cuchara en medio.

A tener en cuenta en la cocina:

  • No pierdas el calor: En las cocinas vitrocerámicas, usa recipientes con un diámetro igual o superior al del fuego que vas a utilizar, así se aprovecha adecuadamente el calor producido.
  • Cocina con olla a presión: La olla exprés es un recipiente rápido y muy eficaz para cocinar. ¡Úsalo, todo son ventajas!
  • Al cocinar, utiliza las tapas en ollas y cazuelas: Con cazuelas convencionales, puedes ahorrar hasta un 65% de energía con el simple gesto de usar la tapa.
  • Reduce la temperatura cuando empiece a hervir: Una vez el agua rompe a hervir, debemos reducir la temperatura del fuego para no hacer un gasto inútil de energía.

Fuente: Atari Consultora Sostenible; Ceneam.

CONOCE CUÁNTO PUEDES AHORRAR SEGÚN LA CLASIFICACIÓN ENERGÉTICA DEL ELECTRODOMÉSTICO

Cuando compramos un electrodoméstico debemos de tener en cuenta su etiqueta energética y saber cuál es su significado, debido a que gran parte de nuestra factura de la luz depende de ello. Si queremos ahorrar debemos saber interpretarlas.

¿Qué son las etiquetas energéticas?

Las etiquetas energéticas de electrodomésticos sirven para dar información útil sobre el consumo de cualquier aparato que compremos. La Unión Europea categoriza los modelos a la venta otorgando diferentes distintivos según la eficiencia energética de estos.

¿Cómo se interpretan?

Las etiquetas energéticas se componen de pictogramas para que puedan ser comprendidas a simple vista, siendo indiferente cualquier idioma.

En función del porcentaje de ahorro energético se le asigna una letra y un color.

La etiqueta está compuesta por los siguientes elementos:

 

etiqueta energética

1. Denominación de tipo de aparato2. Identificación de modelo

3. Resumen de clases de eficiencia energética

4. Clase de eficiencia energética

5. Consumo de energía en kWh

6. Información detallada

7. Nombre de la reglamentación

 

Las letras, la etiqueta energética, clasifica la calidad que tiene un electrodoméstico, van de mayor (A) a menor (D) eficiencia.

La etiqueta energética se clasifica por letra según la calidad que tenga cada tipo de electrodoméstico, estas van de mayor a menor eficiencia desde la A hasta la D.

 

A partir del año 2011 las etiquetas de clase G y F fueron eliminadas debido a que retiraron los modelos por su alto consumo.

Los colores sirven para interpretar el consumo siendo el rojo el de mayor consumo y el verde oscuro el más eficiente. El resto de los pictogramas hacen referencia al consumo de agua y emisión de ruidos.

Comparativa etiquetas eficiencia energéticaEs importante saber interpretar el etiquetado energético porque supone un ahorro en el consumo de la factura de agua y de luz.

En la siguiente tabla observamos los cuatro electrodomésticos que consumen más en el hogar y su correspondiente etiqueta energética según su consumo.

El porcentaje representa el consumo de cada clase energética respecto a la clase que más consume. Podemos observar que un frigorífico de clase A+++ consume menos de un 20% de la electricidad que consume un frigorífico clase D.

 Comparativa de Ahorro energético según electrodomésticos
Si nos centramos en el caso del frigorífico vemos que a mayor puntuación energética mayor es el ahorro. En este caso comparamos todas clases respecto a la A+++, que es la clasificación que mayor ahorro produce.

 

Comparativa de Ahorro energético según electrodomésticos en euros

Además del ahorro económico, debemos también tener en cuenta el impacto medioambiental que supone los electrodomésticos con baja eficiencia, es decir, aquéllos que consumen mucha electricidad. Si hablamos del aparato de mayor impacto medioambiental tenemos que referirnos al frigorífico, debido a que nunca lo desconectamos.

Si sustituimos un frigorífico antiguo, de clase D, por uno de la máxima eficiencia A+++, en el primer año podemos llegar a ahorrar 68€, pero es que al finalizar la vida útil del frigorífico, unos 15 años aproximadamente, estamos hablando de un ahorro superior a los 1.000€, por lo que el electrodoméstico prácticamente se habrá pagado sólo.

 

La importancia de una buena elección de nuestros electrodomésticos nos permitirá ahorrar dinero en nuestra factura de la luz y ser más respetuoso con el medio ambiente, y todos te lo agradeceremos.

Fuente: Atari Consultora Sostenible; Enerplus

TRUCOS Y CONSEJOS PARA AHORRAR EN CALEFACCIÓN

Te vamos a contar algunos trucos y consejos para poder ahorrar.

Dependiendo de la zona climática donde vivas, de las características y tipo de vivienda, de las personas que la habitan, la calefacción supone un incremento importante en las facturas energéticas. Según datos del IDAE casi el 50% del consumo de energía en una vivienda corresponde a Gas Natural.

Si no pagas una tarifa fija, algunos trucos o consejos pueden producir ahorraos entre un 10 y 40%. Muchas veces con el cambio de hábitos e implantando unos trucos o consejos para maximizar el calor generado por la caldera. Se notarán en la factura.

La instalación

Vamos a comenzar repasando algunos aspectos relacionados con la instalación de la calefacción. En teoría hay poco que se puede hacer al respecto, pues si tienes instalada una caldera o un sistema de distribución de calor (radiadores, suelo radiante), eso no lo vas a cambiar. Pero hay aspectos básicos relacionados con el mantenimiento, que merece la pena tener en cuenta. Realizar las convenientes revisiones, es muy importante.

Si la caldera es muy antigua, debes plantearte su renovación. No son baratas pero si mucho más eficientes, calientan más y consumen menos. A medio plazo se amortizan.

Purgar los radiadores es sencillo y es una forma de evitar que la caldera funcione constantemente  sin poder tener el calor adecuado en el hogar.

Los aislamientos y pérdidas 

El calor generado por la caldera se escapa principalmente por las paredes, los cristales de las ventanas, las rendijas de ventilación y las rendijas de las puertas. Poco podemos hacer en el primer caso salvo pensar en que las los cerramientos  se pueden aislar, si en el momento de la construcción no se llevó a cabo, y buscar un sistema adecuado con una empresa especializada.  En el caso de los cristales sí se pueden sustituir por otros aislantes o de doble cristal que aislen del frío, pero es una inversión económica importante.  Aunque a largo plazo merece la pena por el dinero que ahorrarás en calefacción. Se estima que el 25% del calor se pierde a través de los cristales.

Las rendijas de ventilación no se pueden tapar, pero si son muy amplias quizá se puedan sustituir por otras más modernas que no expongan tanto la abertura, preservando más el calor sin perder su función de ventilación.

Por último, tenemos las rendijas que hay en la parte inferior de las puertas,especialmente aquellas que dan a la calle, el jardín o la galería. Por la diferencia de temperatura suelen generar un corriente de aire que ayuda a escapar el calor (se pierde alrededor del 5%). Es una buena idea colocar alfombras o esterillas que aislen un poco, o mejor aún: burletes aislantes. Se llama así a los bajos de las puertas que tapan las rendijas.

Los trucos y hábitos 

  • Para ventilar la casa son suficientes 10 ó 15 minutos: Ventilar la casa es una costumbre muy saludable, pero sin pasarse. Diez minutos de ventilación asegura la renovación del aire pero evita un excesivo enfriamiento de las habitaciones.
  • No abras las ventanas con la calefacción encendida.
  • No tapes las fuentes de calor con cortinas, muebles o elementos similares. No coloques la ropa húmeda en los radiadores para secarlos, consigues que el ambiente esté más húmedo y el termostato detecte el hogar más frio, por lo que mandará la orden a la caldera de funcionar. (La humedad de la ropa no es buena para nuestra salud).
  • No coloques objetos demasiado cerca de los radiadores, así evitaremos interferir en la radiación. Al colocar paneles reflectantes detrás de los radiadores en paredes no aisladas, se puede mejorar su rendimiento entre un 5 y un 10%.
  • Cierra los radiadores que no precises y apaga completamente la calefacción si tu casa va a estar desocupada.
  • Vigila el termostato: Por encima de los 20°C, cada grado adicional encarece la factura alrededor de un 7%. De este modo, la reducción de la temperatura de los radiadores en 1 ó 2°C permite ahorros significativos a final de mes.
  • Apaga por la noche: por la noche, apaga la calefacción, es más saludable para dormir. Por la mañana no la enciendas hasta después de haber ventilado y cerrado las ventanas.
  • Elimina el aire de los radiadores: Ahora es el momento de revisar los radiadores, aunque deberíamos hacerlo cuando comienza el uso de la calefacción, hay que purgar los radiadores, es decir, sacarles el aire que se acumula en el circuito y que disminuye su eficacia. Es una operación muy sencilla que mejorará el funcionamiento de nuestra calefacción.
  • No te olvides del mantenimiento: Un mantenimiento adecuado de la caldera puede traducirse en ahorros hasta el 15%. No esperes a que se estropee el equipo para llamar al técnico.
  • Limpia el polvo de los radiadores ya que hacerlo con regularidad puede ahorrarte hasta un 10% de la energía consumida

En medida que se pueda 

  • Puedes ahorrar hasta un 25% apagando o bajando la calefacción una hora antes de acostarte. En dormitorios la temperatura puede rebajarse hasta los 18º C.
  • Si no dispones de termostato programable para la calefacción es aconsejable colocarlo. Regúlalo para una temperatura de no más de 21º C en invierno, por cada grado adicional gastarás aproximadamente un 7% más de energía.
  • Revisa periódicamente el estado de la caldera, aumentará su eficiencia y su duración.
  • Para todos aquellos que tengan una caldera de gas, se recomienda optar por el encendido automático.

Calefacciones eléctricas 

Son las menos eficientes, las más contaminantes y el consumo más caro.

  • Para acumuladores eléctricos:

1.- Revisa el horario de carga y reduce las horas de carga ahora que van llegando días más templados.

2.- Traslada la hora de carga lo más tarde posible dentro del horario valle. Para así mantener las placas reflectarías que se encuentran en su interior cargadas para mantener el día completo.

3.- Revisa los consejos generales indicados anteriormente.

Cacharros útiles 

  • Termostatos: Permiten regular la temperatura impidiendo que se malgaste energía y se genere un calor excesivo.
  • Termostatos programables: sirven para programar la temperatura en diferentes franjas horarias y días de la semana. Si la vivienda cuenta con termostatos convencionales, la sustitución resulta muy sencilla.
  • Válvulas termostáticas: se instalan directamente en los radiadores. Abren o cierran el paso de agua caliente al radiador en función de la temperatura que deseemos en la estancia.

Las tarifas contratadas 

Otra forma de ahorrar en calefacción es, lógicamente, pagando menos por el combustible: gas, gasoil, electricidad, o el sistema que utilicemos. Si tienes que comprar el combustible por tí mismo, como puede ser el gasoil en chalets y viviendas aisladas, conviene dedicar tiempo a analizar los diferentes proveedores hasta encontrar la tatifa más barata.

Hoy en día abundan las tarifas conjuntas en donde obtienes descuentos si contratas la luz y el gas con la misma compañía. Conviene revisar todas las ofertas y promociones porque puedes ahorrar dinero en la cuota fija o el precio del combustible.

Si tienes sensación de frío… ¡PRIMERO PONTE UN JERSEY!
Fuente: Atari Consultora Sostenible; Ceneam
1 2 3 4 5

Atari Consultora Sostenible en las redes

  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Contacta

☏ 693 84 36 52
✉ atari@atariconsultores.es
C/ San Prudencio nº 27 Planta 5ª Of. 8
01005 Vitoria - Gasteiz
________________________

Politica de privacidad
Aviso legal