X

Menu

Mes:agosto, 2016

Ahorrar en el consumo y en la factura de agua

reducir-consumo-agua-verdeUn gran ahorro de agua es posible con tan solo cerrar un poco la llave de paso, ducharse en lugar de darse un baño y cerrar el grifo durante el cepillado dental. Cada 22 de marzo, desde 1993, se celebra el Día Mundial del Agua, una efemérides que pretende concienciar a gobiernos, organizaciones, comunidades y personas sobre la importancia del ahorro y de la gestión del agua. Después de uno de los inviernos más secos que se recuerdan, la ausencia de precipitaciones ha provocado que los pantanos españoles apenas superen el 50% de su capacidad. Mientras en el País Vasco los embalses cuentan con una capacidad de agua en torno al 80%, como consecuencia de las nieves y el deshielo, en el resto de España la situación es preocupante. El agua es un bien escaso y para paliar los efectos de la sequía, los ciudadanos deben colaborar con el ahorro en sus propios hogares. Basta con seguir unas sencillas pautas que se explican a continuación, como cerrar un poco la llave de paso, ducharse en lugar de darse un baño o cerrar el grifo durante el cepillado dental.
Además de ahorrar en la factura del agua, consumirla según una serie de pautas básicas puede ayudar a paliar los efectos de la escasez de agua de este año.
Las aguas grises, que provienen de las duchas, baños y lavabos, se pueden reutilizar en el inodoro, para regar el jardín o fregar el patio
Las restricciones, los incendios, la pérdida de las cosechas y la subida de precios de los productos agrícolas y ganaderos, como consecuencia de la sequía, pueden menoscabar aún más la economía española. Por ello, administrar el agua de forma responsable, sin derrocharla, y disminuir su consumo desde el propio hogar son tareas claves de cara al ahorro.

Ahorrar agua en el hogar

• Conviene arreglar con urgencia las fugas o averías de cañerías y grifos, ya que un grifo que gotea puede perder hasta 30 litros diarios de agua.
• Se puede disminuir el caudal si se cierra un poco la llave de paso del agua en la vivienda. Con ello, se consigue que salgan del grifo menos litros de agua por minuto. Es una medida útil para economizar y apenas se percibe la diferencia al abrir los grifos.
• Es conveniente colocar atomizadores o economizadores de agua en los grifos. Estas son unas pequeñas piezas que mezclan el agua con aire y dan la sensación de mayor chorro, con una menor cantidad de líquido. Con ellos se puede ahorrar hasta un 50% de agua. Se adquieren en ferreterías o tiendas de bricolaje. Son artículos muy baratos (entre 7 y 20 euros) y su instalación es muy sencilla: basta con desenroscar la boca del grifo, introducirlos y volver a enroscar.
• Tanto en el lavado de la ropa como en la desinfección de la vivienda, no conviene abusar de la lejía ya que, al ser un producto muy agresivo, dificulta el trabajo de las depuradoras, puesto que se rompe el equilibrio bacteriano. Lo más adecuado es utilizar detergentes ecológicos, sin fosfatos.
• Es preferible lavar el coche en un lavacoches o utilizar un cubo y una esponja, si se hace a mano, en lugar de emplear una manguera.
• El agua residual procedente de la condensación de los aparatos de aire acondicionado de la vivienda se puede almacenar en un bidón y utilizarla para regar las plantas, fregar la terraza o el patio.
• Para rellenar los humidificadores de los radiadores de una vivienda, se puede utilizar el agua que ha sobrado de la jarra de la comida.

Ahorro de agua en el cuarto de baño

• Cerrar el grifo durante el afeitado y el lavado de los dientes y usar un vaso para enjuagarse la boca puede suponer un ahorro de unos 20 litros de agua cada vez.
• Al ducharse, mientras se espera a que se caliente el agua, se puede colocar un cubo bajo el grifo para almacenar el agua fría que cae. Este agua puede servir para lavarse la cara, los dientes, fregar el suelo, etc. Se debe intentar que las duchas de los miembros de la familia se hagan seguidas, para así ahorrar el tiempo de calentamiento del agua.
• Ducharse en vez de darse un baño y cerrar el grifo durante el enjabonado supone un ahorro de 30 litros de agua por ducha.
• Con las griferías monomando y las termostáticas se pueden conseguir grandes ahorros de agua.
• Es conveniente vigilar las posibles fugas de agua en los grifos y en el inodoro. Suelen ser fugas muy pequeñas, pero suponen una pérdida de agua considerable.
• Hay que tirar de la cadena del inodoro solo cuando sea necesario. Cada vez que se vacía la cisterna, se arrojan al desagüe entre seis y ocho litros de agua. Además, con esta medida se contribuye a no sobrecargar las depuradoras de aguas residuales. Siempre que sea posible, hay que utilizar cisternas de seis litros con mecanismo de interrupción de descarga. Los nuevos sistemas para inodoros permiten controlar el agua, al contar con dos volúmenes de descarga de agua: uno que arroja de seis a ocho litros y otro que solo permite salir de tres a cuatro litros. La diferencia en gasto de agua es evidente.
• Si la cisterna del baño no es de doble descarga, se pueden introducir en ella una o dos botellas de plástico llenas. De esta forma, cada vez que se tire de la cadena, se gastarán varios litros menos.

Cómo ahorrar agua en la cocina

• Hay que utilizar barreños o cuencos para lavar la fruta, la verdura y para fregar los platos.
• Para evitar dejar el grifo abierto, si el fregadero cuenta con dos pilas, se llenan ambas de agua y se puede usar una para enjabonar la vajilla y la otra, para aclarar.
• Si se pretende beber agua fría, lo mejor es acostumbrarse a poner una jarra o una botella de agua en la nevera. No se debe dejar correr el agua del grifo hasta que salga fresca, ya que por un grifo abierto corren hasta 12 litros de agua por minuto.
• No hay que descongelar los alimentos con agua, bajo el grifo, sino que se deben sacar del congelador con suficiente tiempo para descongelarlos a temperatura ambiente.
• El calentador de agua debe estar situado cerca de los grifos, aunque siempre que se pueda, es más aconsejable utilizar el agua fría.
• El agua empleada para hervir huevos, puede aprovecharse para regar las plantas (les aporta nutrientes procedentes de la cáscara del huevo).
• Al cocinar los alimentos, se recomienda emplear solo el agua necesaria para cubrirlos.

Ahorro de agua al usar electrodomésticos

• Es preferible lavar la ropa en la lavadora. Cuando se lava a mano, se consume un 40% más de agua.
• Al utilizar la lavadora, si no es de carga regulable, lo conveniente es encenderla cuando esté llena. Los programas de media carga de algunos modelos permiten el ahorro de agua y energía. Además, salvo que la ropa esté muy sucia, es mejor utilizar programas de temperatura moderada. Al comprar una lavadora, se debe elegir un modelo de bajo consumo de agua (65 litros por lavado, según la normativa europea), lo que implica un ahorro de 12.000 litros de agua de media al año por vivienda.
• Fregar los platos a mano emplea, por lo general, unos 30 litros más de agua que si se utiliza el lavavajillas.
• El lavavajillas, si no es de carga regulable, se debe utilizar cuando esté lleno. Al comprar un lavavajillas, es importante elegir un modelo de bajo consumo de agua (con un máximo de 1,85 litros por cubierto en cada lavado).
• Los modelos antiguos de nevera se tienen que descongelar a mano una o dos veces al mes para eliminar el hielo que se forma y asegurar su buen funcionamiento. El agua se puede recoger en una palangana o barreño y reutilizarla en el inodoro o para fregar una terraza.

Ahorrar agua en la terraza y en el jardín

• Las llamadas aguas grises (que provienen de las duchas, baños y lavabos) son aptas para regar el jardín o fregar el patio. La reutilización de estas aguas grises en la vivienda permite un gran ahorro en el consumo doméstico, ya que cada persona puede llegar a gastar unos 40 litros al día.
• Mientras no se utilizan, las piscinas deben permanecer cubiertas con lonas para evitar la evaporación. Si una piscina se limpia con frecuencia (una vez a la semana), no requerirá el cambio de agua durante bastante tiempo.
• Las plantas y el jardín se cuidan mejor con el riego por aspersión o a través del sistema de multigoteo, que consigue ahorros de hasta el 90%. Este último es un sistema de riego subterráneo que humidifica el terreno de forma constante y evita la evaporación por el sol y el aire.
• Lo idóneo es regar las plantas al amanecer o al anochecer, cuando las temperaturas son más bajas, para evitar las pérdidas de agua por evaporación. Para ello, se puede utilizar el agua empleado para lavar las verduras, el que ha sobrado de la jarra de la comida, el de la condensación del aire acondicionado, etc. Las plantas deben estar agrupadas según su consumo de agua para facilitar la economía del sistema de riego. Además, es preferible tener plantas autóctonas, que consumen la mitad del agua, que contar con especies exóticas.

Guia_ahorro_agua_Atari_Consultora_Sostenible
Fuente: Consumer

DECALOGO DE AHORRO DE AGUA

Consumo de agua con consciencia

1. El agua es un bien imprescindible para la vida y escaso en calidad, por tanto, haz un uso responsable del mismo.
2. Dúchate en lugar de bañarte y cierra el grifo mientras estás frotándote con jabón. Cuando estés lavándote los dientes o afeitándote la barba cierra el grifo. Si dejas el grifo abierto puedes perder hasta 10 litros de agua.
3. Cuando los grifos o las tuberías tengan fugas ¡arréglalas cuanto antes! Una gota cada segundo equivale a 30 litros al día.
4. Utiliza grifos monomando para controlar la temperatura. De esta forma, cada vez que abres el grifo, no tienes que volver a regular la temperatura.
5. Completa el lavavajillas y lavadora antes de ponerlos en marcha.
6. Al lavar la fruta o los platos a mano no dejes el grifo abierto. De esta formar ahorrarás alrededor de 10 litros diarios.
7. Utiliza detergentes ecológicos. Así, el agua que has utilizado se limpiará más fácilmente en la depuradora.
8. Si no tienes ya economizar en la cisterna, coloca una botella de plástico llena dentro de la cisterna. Con esta simple medida ahorrarás en cada descarga tanta agua como la capacidad de la botella introducida. No utilices el agua de la cisterna sin necesidad. En cada descarga se pierden 4-5 litros.
9. Riega las plantas por la noche. Durante el día el sol y el aire se llevan buena parte del agua.
10. Coloca un atomizador en la grifería de casa, al agregar aire al agua da la impresión de aumentar el chorro con menor cantidad de agua.
Una gota de agua no hace la diferencia, pero tan sólo imagínate a todo el mundo dejando correr esa misma gota.

EL AGUA Y SUS PROPIEDADES

Efectos del agua

Aunque nadie duda de las ventajas que el agua provoca en el organismo pocos conocen con exactitud cuáles son y cuántos litros se deben tomar. La bióloga y periodista científica, Maria Roura Poch, explica que el agua no sólo está dentro de cada una de las células de nuestro cuerpo, sino que se encuentra también en la sangre, en el sistema digestivo, transporta residuos hasta los riñones, mantiene húmedos los ojos y ayuda a distribuir y regular la temperatura del cuerpo.
Los motivos por los que conviene tener un vaso de agua cerca son múltiples y variados.
El agua es necesaria por las siguientes razones:

1. Es imprescindible para que todos los organismos funcionen. Sin agua no hay vida. Los datos son los mejores exponentes: el 60% de nuestro cuerpo es agua. En un bebé el 80% de su peso es agua y en las personas mayores el porcentaje desciende hasta el 50%. El agua forma el 85% de la sangre, el 90% del cerebro, el 13% de la piel y casi el 70% de los músculos. Al transpirar se gastan 300 mililitros de agua al día, de 1 a 1,8 litros se expulsan por la orina y más de 400 mililitros en el proceso de respirar.
Beber la cantidad suficiente de agua cada día asegura el correcto funcionamiento de los procesos de eliminación de residuos de nuestro cuerpo. Los expertos aseguran que es necesario beber entre dos y tres litros de agua diarios. Si la mitad procede de los alimentos el litro y medio restante se debe obtener bebiendo. La doctora Roura Poch apunta, sin embargo, que estas cantidades no se pueden tomar “al pie de la letra”. “Una persona adulta, dependiendo de la perdida de sudor, necesita entre 20 y 40 mililitros por kilogramo de peso al día”, especifica.
2. Es decir, si pesamos alrededor de 70 kilogramos, necesitamos beber cerca de 1.750 mililitros de agua. Ante grandes esfuerzos corporales o con temperaturas levadas la segregación de sudor puede llegar a 1,6 litros por hora, con lo que la necesidad de consumir agua aumenta de manera notable.

Consecuencias de no beber agua:

• Si el cuerpo no recibe la cantidad de agua necesaria, el metabolismo no se desarrolla como debe. Puesto que el agua es protagonista de transportar nutrientes, eliminar toxinas y regular la temperatura, cuando nos privamos de ella el sistema se puede alterar.
• La digestión se hace lenta: los alimentos necesitan disolverse en una solución formada por jugos gástricos y agua.
• La orina se concentra en exceso y pueden aparecer problemas serios en los riñones que, para preservar la sangre, empiezan a acumular sales.
• Estreñimiento: el agua ayuda a disolver las fibras residuales de los alimentos y es necesaria para expulsar las heces del cuerpo.
• La circulación sufre la carencia de un medio acuosos y sin la cantidad de agua necesaria corre la velocidad de la circulación es menor que la aconsejable.
• Aparecen síntomas de deshidratación como boca seca, ojeras, disminución de la orina y presión baja.

DIAS INTERNACIONALES

A continuación te indicamos los días Internacionales o Mundiales que se relacionan con los temas del Programa Hogares Verdes:

22 de Marzo Día Mundial del agua

28 de Marzo Día del Planeta

22 de Abril Día Internacional de la Madre Tierra

17 de mayo Día Internacional del Reciclaje

5 de junio Día Internacional del Medio Ambiente.

28 de junio Día Internacional del Árbol

16 de septiembre. DÍA Internacional de la Preservación de la capa de Ozono

22 de septiembre. Día Mundial sin coche

21 de octubre. Día mundial del ahorro de energía

19 de noviembre. Día internacional del saneamiento y del retrete. 

27 de noviembre. Día Internacional de NO COMPRAR NADA. 

5 de diciembre. Día Mundial del Suelo.

10 de diciembre. Día Internacional de los Derechos Humanos. 

11 de diciembre. Día Internacional de las montanas.

 

Si quieres conocer estos y otros días internacionales consulta la página de las Naciones Unidas.

Como crear un huerto doméstico. Primera Parte

Esta semana tratamos el tema de la agricultura regenerativa, cultivo ecológico y km0, nos parece muy interesante, a modo de consejos, realizar una serie de videos para que podáis comprobar y aprender de Javi Chaves, del proyecto Basaldea en Vitoria-Gasteiz, y poder llevar a la práctica algo sencillo para poder disfrutar de un buen tomatito, entre otras hortalizas ricas de temporada.

Desplazamientos a pie y en bicicleta

Vitoria-Gasteiz es la ciudad de la bicicleta. Gracias a encontrarse en una zona llana (salvo el Casco Histórico que se encuentra en un colina), la ciudad es el lugar ideal para trasladarse y hacer recorridos en bicicleta. No solo el interior de la ciudad, también el anillo verde que rodea la ciudad y el entorno cercano cuentan con multitud de recorridos para disfrutar de este deporte.

Si de verdad quieres, no disminuir, sino eliminar las emisiones de CO en tus desplazamientos no te queda más remedio que utilizar tu propia energía.
Es la mejor solución y además te permitirá dar ejemplo a todas las personas que te rodean.

Intenta realizar Trayectos inteligentes combinando ir a pie o en bici con otros tipos de transporte.

Compra una bicicleta adaptada a tus necesidades reales. Hay modelos plegables fáciles de transportar y muy accesibles.

Si está activo algún servicio de alquiler de bicicletas, bicing o similar, date de alta para usarlo de forma habitual.

Implícate en las iniciativas de participación ciudadana de tu municipio para mejorar las infraestructuras para las bicicletas y peatones.

Convence a tu empresa o institución para que ponga facilidades
y fomente el transpoRte en bicicleta de los empleados y empleadas.

Enlaces de interés

movilidad 2015

Contacta con nosotros, te ayudaremos.

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

Doy mi consentimiento para el tratamiento de los datos personales que facilito. He leído y acepto la Política de privacidad

Diez consejos para conducir de forma ecológica sin romper el coche

La conducción eficiente reduce el gasto en combustible y la contaminación, pero si se hace mal puede dañar el vehículo

Ventajas de la conducción eficiente para el medio ambiente y el bolsillo

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) señala que la conducción eficiente o ecológica, en comparación con una conducción agresiva, reduce las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases implicados en el cambio climático, así como otras emisiones contaminantes: hasta un 78% de monóxido de carbono (CO), un 63% de hidrocarburos y un 50% de óxidos de nitrógeno (NOx). La contaminación acústica también disminuye: un coche a 4.000 revoluciones por minuto (rpm) hace el mismo ruido que 32 coches a 2.000 rpm.

La conducción ecológica puede ahorrar en combustible hasta un 25%

En cuanto a los beneficios económicos, la conducción ecológica puede ahorrar en combustible hasta un 25%, aunque lo más normal es entre un 10% y un 20%, según Julián Estévez, ingeniero experto en automoción y autor del blog «Idea Secundaria». El IDAE añade otras ventajas para el conductor: reduce el coste de mantenimiento del vehículo y mejora el confort y la seguridad (disminuyen los riesgos y la gravedad de los accidentes).

Diez consejos para una correcta conducción ecológica

«La conducción eficiente es más compleja de lo que nos venden», asegura Julián Estévez, que ha participado en proyectos de investigación sobre conducción eficiente. Este experto recuerda que conducir es un proceso que lleva toda la vida aprender. Si se lleva al extremo, puede ocasionar averías graves de varios miles de euros en el peor de los casos. En resumen, conducción eficiente sí, pero bien hecha con los siguientes consejos:

1. Utilizar bien las marchas: el IDAE recomienda circular en la marcha más larga posible. Al encender el coche hay que pisar el embrague y sin acelerar. Después, meter la primera marcha, acelerar de forma suave y cambiar a segunda a los dos segundos o a unos seis metros de trayecto recorrido, porque es la que más consume. Después, hay que subir de marchas hasta la quinta desde los 50 km/h, en coches de pequeña y media cilindrada, y 60 km/h, en los de gran cilindrada. Esto no significa llevar el coche ahogado, porque podría ocurrir alguna avería a la larga. Si para mantener la velocidad hace falta pisar el acelerador más de las dos terceras partes de su recorrido, el vehículo no va bien y hay que bajar de marcha. Lo idóneo es ir entre 2.000 y 2.500 rpm en los motores de gasolina y entre 1.500 y 2.000 en los motores diésel.

2. Meter bien el embrague: su mal uso está muy extendido, según Estévez. No hay que utilizarlo para frenar, y en cuanto a la transición de marchas, debe ser rápida, sin sufrir grandes descensos de revoluciones.

3. Mantener una velocidad uniforme: acelerar y frenar de forma constante no es bueno para el vehículo y consume mucho combustible. Tampoco hay que abusar de la velocidad, porque el consumo se dispara a partir de los 100 km/h.

4. Actuar con anticipación y frenar con el motor: hay que adaptarse con antelación a las condiciones de la carretera. Según Julián Estévez, «no hay que frenar cuando quedan dos metros, sino aprovechar la inercia y frenar suave. También es importante reducir con las marchas engranadas (freno motor)». No se debe bajar una pendiente en punto muerto, porque consume combustible y es peligroso (desgasta los frenos). Antes de entrar en una curva, hay que levantar el pie del acelerador y, si fuera necesario, reducir de marcha. Una vez en la curva, se debe mantener la velocidad con el pie estable en el acelerador. En las caravanas es mejor circular sin acelerones ni frenadas. Con una marcha engranada, sin pisar el acelerador y a una velocidad superior a 20 km/h, no hay consumo de carburante.

5. Mantener una temperatura interior adecuada: en verano se puede ir a 23-24ºC y en invierno ir más abrigados. No hay que abrir las ventanillas a alta velocidad, porque se produce una mayor resistencia al aire y un mayor consumo de carburante, ni abusar del aire acondicionado o climatizador, uno de los equipos accesorios que más consume.

6. Llevar bien los neumáticos y de alta eficiencia: las ruedas son responsables de hasta el 20% del consumo de combustible. Su falta de presión aumenta el gasto y es causa importante de accidentes, según el IDAE. Los fabricantes recomiendan revisar la presión una vez al mes. Lo apropiado son los neumáticos de calificación energética A, que ahorran combustible (medio litro por cada cien kilómetros en un coche con un consumo de siete litros por cada cien kilómetros, según un informe del Real Automóvil Club de Cataluña RACC y Michelin), ofrecen más seguridad y generan menos ruido y contaminación.

7. Realizar los mantenimientos periódicos: mantener los niveles y filtros ahorra combustible y reduce las emisiones contaminantes, mientras que detectar posibles fallos puede evitar averías más graves.

8. No sobrecargar el vehículo: llevar más peso del necesario o distribuir mal la carga incrementa el consumo. Tener una baca con equipaje puede aumentar el gasto hasta un 39% a una velocidad de 120 km/h.

9. Apagar el motor: un coche detenido con el motor encendido consume hasta 0,7 litros/hora. Si se está parado más de dos minutos (si el automóvil tiene más de diez años, menos de dos minutos), hay que apagarlo, una práctica que se puede hacer de forma frecuente sin perjudicar el motor, según el IDAE.

10. Elegir un coche que priorice la conducción «verde»: algunos modelos incorporan tecnologías que reducen el consumo de combustible, optimizan el cambio de marchas, paran el motor cuando se detiene el vehículo, etc. Y no hay que obsesionarse por el diésel. Julián Estévez apunta que hay motores de gasolina con consumos de cinco litros a los 100 km que un diésel no puede igualar.

 

A continuación os dejamos un video sobre la Conducción Eficiente de la mano de Txetxu Ugalde, profesional de mundo del motor y formador de conductores.

 

Fuente: Consumer

10 Claves para una conducción eficiente

Ahora que todos lo usamos más para desplazarnos y además llevamos encendido el aire acondicionado, es el momento de seguir ver unos consejos del IDAE para ahorrar al volante.

El gasto en carburantes supone un gran importe en las economías domésticas, por ello es importante conocer formas de ahorrar gasolina. En este artículo os contamos algunos secretos para ahorrar por medio de la conducción eficiente.

Las 10 claves de la conducción eficiente

Arranque y puesta en marcha

  • Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
  • En los motores de gasolina iniciar la marcha inmediatamente después del arranque.
  • En los motores diesel, esperar unos segundos antes de comenzar la marcha.

Primera marcha

  • Usarla sólo para el inicio de la marcha; cambiar a 2ª a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente.

Aceleración y cambios de marchas

Según las revoluciones:

  • En los motores de gasolina: entre las 2.000 y 2.500r/min
  • En los motores diesel: entre las 1.500 y 2.000r/min

Según la velocidad:

  • a 2ª marcha: a los 2 segundos o 6m
  • a 3ª marcha: a partir de unos 30km/h
  • a 4ª marcha: a partir de unos 40km/h
  • a 5ª marcha: por encima de unos 50km/h

Acelere tras la realización del cambio.

Utilización de las marchas

  • Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones.
  • Es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado en mayor medida que en marchas cortas con el acelerador menos pisado.
  • En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª y 5ª marcha.
  • El coche consume menos en las marchas largas y a bajas revoluciones. Por ejemplo, un coche de pequeña cilindrada (1,2 litros), circulando a una velocidad de 60 km/h:.
  • En 3ª marcha, consume 7,1 litros de gasolina,
  • En 4ª, 6,3 litros (un 11% menos),
  • En 5ª, sólo 6 litros (un 15% menos).

Velocidad de circulación

  • Mantenerla lo más uniforme posible; buscar fluidez en la circulación, evitando los frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.
  • Moderarla: el consumo de carburante aumenta en función de la velocidad elevada al cuadrado. Un aumento de velocidad del 20% (pasar por ejemplo de 100 a 120km/h), significa un aumento del 44% en el consumo (de 8l/100km a 11,5l/100km).

Deceleración

  • Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha engranada en ese instante.
  • Frenar de forma suave con el pedal del freno.
  • Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención en las bajadas.

Detención

  • Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente de marcha.

Paradas

  • En paradas prolongadas (por encima de 60 segundos), es recomendable apagar el motor.

Anticipación y previsión

  • Conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante.
  • En el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, levantar el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

Seguridad

  • En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial.
  • Pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas, para que la seguridad no se vea afectada.

 

Y recuerda que … ¡circulando en cualquier marcha, sin pisar el acelerador, y por encima de 1.500r/min, o unos 20 km/h, el consumo es nulo!

 

 

Referencia: Vivienda Saludable

Consejos sobre Agricultura y Ganadería Ecológica

Este programa se desarrolla como iniciativa del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, sin embargo el programa nace en el CENEAM, de ahí nos nutrimos de mucha informaicón. De ahí extraemos, documentos, información, etc. os adjuntamos unos consejos sobre Agricultura y Ganadería Ecológica, para que podáis completar con los consejos anteriores y videos que os hemos lanzado.

Agricultura y Ganadería Ecológica, descarga el documento aquí.

1 2 3 4 5 6 9

Atari Consultora Sostenible en las redes

  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Contacta

☏ 693 84 36 52
✉ atari@atariconsultores.es
C/ San Prudencio nº 27 Planta 5ª Of. 8
01005 Vitoria - Gasteiz
________________________

Politica de privacidad
Aviso legal